Wednesday, June 4, 2014

El Ciclo Del Populismo en Colombia o El Juego del Gato y el Raton

Miau
No cabe duda que los políticos son como un gato callejero, apenas uno les da de comer jamás se quieren de quien los alimenta. Así es la manera como veo el ciclo del populismo, que tarde o temprano, se ha abierto camino entre los diferentes países del continente.

Hace unos 8 años, en una clase de política de la universidad, un profesor del que ahora se me olvido el nombre, menciono que la expansión Chavista iba a llegar a diferentes lados del continente, y nadie se iba a salvar.


Al principio pensé que estaba loco, pero a largo plazo, tenia razón. La ola del comunismo y socialismo del nuevo milenio, que no tiene mucha diferencia con el del siglo pasado. Colombia, parecía que se hubiese salvado por rato largo, ya que cuando el camino del nuevo populismo comenzó hace unos veinte años en la parte sur del continente, solo parecía provenir de Venezuela y con las influencias Cubanas; pero de por si el Populismo Chavista es solo un negocio más, que se enriquece perpetuando la guerra.

Se puede decir que este ciclo comenzó con Álvaro Uribe que imitando al Chavismo, hizo su propia versión con los falsos positivos que terminó llamando Política de Seguridad Democrática. Se puede decir que el Populismo en Colombia se abrió las puertas con Uribe, más que todo a final de su segundo mandato.

Uno de los problemas de estos movimientos carismáticos políticos yace en el culto de la personalidad de los mandatarios, casi al mismo nivel que una figura religiosa o el fundador de un supermercado.

La guerra de por si es un negocio, en la cual no solo los seres humanos se vuelven dispensables, los soldados son uno más del montón; la vida se vuelve solo un numero, y las personas que mueren, sean civiles o militares, al final son un numero mas y eso es lo que da pena.


Puede que las vías sean transitables hasta cierto punto ahora, pero eso no quita que el país sigue dividido, y en la dicotomía de la paz se esté planteando a punta de violencia. Hay un dicho bastante ordinario en Norte América "Freedom isn't Free", es más un dicho para justificar la violencia, en el cual no refleja absolutamente nada sobre las luchas para alcanzar la libertad, o la ideología pacifista con la que se puede lograr. La solución y el problema, yacen en una sola urna, en la cual no es cuestión de justificar quien recupero las vías o quien fue el más popular.

No comments:

Post a Comment