Friday, December 27, 2013

Humanismo y un Despertar Cartagenero

Tampa, (Fl) --- ¿Como así que no crees en Dios.? ¿Por qué sigues al Budismo? y no al Cristianismo. Fueron dos preguntas que una amiga mía de nombre Yessica me preguntó cuando estábamos en la universidad en Cartagena de Indias.

Mis respuestas no fueron tan estoicas como siempre lo deseé, solo le mencioné que el ser humano no necesita menospreciarse para que se dé cuenta que es capaz de elegir su propio destino sin ningún tipo de intervención divina.

Recuerdo que Yessica se quedo en blanco, fue de pronto la reacción menos fuerte que tuve por parte de alguien cuando le mencioné mi respuesta. Las palabras mas sucias que uno podía decir en Cartagena no eran relacionadas con vulgaridades, no en Cartagena, en cualquier ciudad donde la religión sea un centro de la vida social. Sencillamente no puedo creer en la religión organizada como tal, porque todas sus organizadores viven mejor que sus feligreses, me es imposible creer en una humildad que se enmascara detrás de un buen vivir mientras los otros pasan hambre. Esa es la razón de mi duda existencial, el juicio primordial que se desglosa en dos diferentes puntos.

Cuando era chico, alrededor de ocho años me preguntaba ¿porque todos estos criminales y pecadores a la Iglesia del Socorro.? ¿Porque iban arrepentirse y luego por seis días a ser los mismos hijos de puta de siempre?, o Dios es muy grande y podemos hacer lo que se nos venga en gana y nos arrepentimos al final, ó se puede comprar un pedazo del paraíso por unos cuantos pesos para conseguir algo de paz personal.

Probablemente tenía unos nueve años cuando empecé a pensar por fuera del sistema en que crecí, mis padres nunca estuvieron satisfechos con una decisión y siempre dijeron que tomé todas las decisiones equivocadas en mi vida ya que siempre rechace a Dios. No, nunca he rechazado a Dios, he rechazado el concepto porque en ningún momento he pertenecido a la religión ó a una ninguna Abrahímicas. Es similar si uno introduce el concepto del Cristianismo a un practicante del Sintoísmo, y luego tratar de hacerlo sentir pena por negar a tu Dios cuando tu estés negando al de él.

Mi despertar humanístico nace por la misma humanidad, no por una negación, por el simple entendimiento de lo que me rodea no es un plano que esta mas allá, pero en lo que esta aquí y ahora y en qué cambio puedo hacer por mi sociedad.

No abogo en contra de ninguna religión, pero si abogo por un Estado Laico en donde las percepciones personales de otros o de un grupo de interés no interfieran con el bienestar y desarrollo de la colectividad. Abogo en contra de cualquier tipo de maltrato que se justifique por medio de dicho canal.


Sencillamente me cuesta trabajo creer en la mitología, pero no quiere decir que la irrespete, aunque no deseo que nadie me la imponga porque por igual yo no impongo lo que pienso en otra persona, prefiero oír y saber que pueden ofrecer a la humanidad aunque sea algo mínimo.

No comments:

Post a Comment