Wednesday, November 21, 2012

EL FATALISMO ILUSTRADO DE LA ESCATOLOGIA ABRAHAMICA

Antares

Hace casi veintiocho años había un pequeño programa de dibujos animado llamado Animaniacs; el programa de por si a simple vista no aparentaba dejar absolutamente nada pero cómo una gran cantidad de dibujos animados de los años noventa siempre había una serie de mensajes ocultos que estaban dirigidos a un público mayor del que él programa aparentaba. Uno de esos segmentos de ese programa era una canción llamada La Canción del Universo, donde una estrofa decía Todo el mundo vive en un calle, que el al mismo tiempo que está en un vecindario y ese vecindario en un país, ese país esta en un planeta llamado Tierra en el cual está en la Via Lactea de por si esta en un infinito Universo y solo somos un pequeño punto de los cuales todos podemos estar encerrados en una pequeña bola de cristal.

Al final del día eso es lo que somos un pequeño punto en una gran tela llamada Universo que fluctúa mas allá de la luz y de la parte entrópica del tiempo, no somos nada pero al mismo tiempo como un colectivo tenemos el egocentrismo de una enana roja al creer que después de casi 500 años que no somos el centro del Universo, el Universo sigue rodando al rededor de nosotros. El problema de entender la complejidad Universal es que estamos negando nuestra propia naturaleza, tenemos miedo como un colectivo al ver que no necesitamos que una serie de instituciones que tratan de explicar el origen del Universo por medio de la magia nos digan no somos capaces de crear nuestra propia cosmologia.

Ese es el miedo de enfrentar la realidad, en ver que no tiene ningún origen divino sino un origen caótico que se desprende de los principios de la entropía y el caos, en ver que el concepto de que los propios dioses crearon a la humanidad es erróneo porque el mismo ser humano creo a Dios con el orden de explicar el origen de su universo; pero fue el Universo que por una mera casualidad creo a la humanidad. La humanidad empezó a imaginar el Universo a través de la religión, la numerología y el misticismo para entender la complejidad de los diferentes mundos que nos rodean. Si la Tierra fuera acabar en una fecha específica no sería en el momento del solsticio invernal, especialmente en el momento que las diferentes culturas de la humanidad dictaminan el nacimiento de sus salvadores debido al final del Calendario Gregoriano, el final de la humanidad y de la Tierra como tal, sería en un modo tan fantástico y desastroso que no nos daríamos cuenta en el momento que suceda.

El juicio final puede venir el día de mañana como la forma de un meteoro ó en un caso mas desastroso que el hierro del núcleo de la Tierra cediera y el planeta se congelara pero hay escenarios hecatombicos que son aun más escabrosos y no vienen de la simple biología sino de la naturaleza predatoria de la humanidad, donde culpar a un Dios en el abandono de sus creaciones seria más que un oxímoron porque nosotros mismos somos nuestros propios Dioses y estamos acabando con nuestro paraíso que es mucho mas fantástico que cualquier libro jamás escrito pero donde somos unos idiotas en no darnos cuenta que la ficción mitológica no es nada comparada con la belleza del Universo.

No comments:

Post a Comment